Teoría de la Modificabilidad Estructural Cognitiva (MEC)


   En grandes líneas se puede decir que se trata de una teoría que describe la capacidad única del organismo humano para cambiar la estructura cerebral y su funcionamiento.

 

   El estudiante es capaz de modificarse mediante procesos cognitivos, para adaptarse a las exigencias del medio sociocultural.

 

   La modificabilidad no sólo se refiere a la adquisición de algunas nuevas habilidades cognitivas básicas, sino a que se puede modificar la estructura del intelecto. Este cambio es perdurable en el tiempo.

 

   La MEC propone cambiar la estructura cognitiva del sujeto y transformarlo así en un pensador independiente y autónomo, capaz de producir y elaborar nuevo conocimiento. La modificabilidad conlleva un cambio cualitativo y de adaptación. Esto es posible si se desarrollan nuevas estructuras cognitivas, que al mismo tiempo tendrán efecto sobre los elementos afectivos de la personalidad.

 

   Las características de la MEC se definen a partir de la relación parte-todo, transformación, acto de perpetuación y autorregulación. La interdependencia entre la parte y el todo se ve cuando cada función cognitiva desarrollada incide en las otras, por ejemplo la adquisición de recursos para mejorar la memoria, afectará positivamente el funcionamiento cognitivo general.

 

   Cuando se da la transformación en la estructura de pensamiento afecta el propio desarrollo del individuo. Podremos decir que ha habido modificabilidad cuando los cambios son permanentes y generalizables.

 

    La MEC acaba produciendo en el individuo el pensamiento reflexivo y le da la capacidad de tomar conciencia sobre cómo, cuándo y dónde utilizar las funciones cognitivas desarrolladas.